Tienes cara de millonario? La gente puede saberlo.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology reveló que hay una buena posibilidad de que la gente pueda saber si alguien es rico o pobre con simplemente mirar a la persona.

“La relación entre el bienestar y la clase social ha sido demostrada por investigaciones previas”, le dice R. Thora Bjornsdottir, estudiante de posgrado de la Universidad de Toronto y coautora del estudio, a CNBC Make It. En general, las personas con dinero tienden a vivir vidas más felices y menos ansiosas que aquellos que luchan por llegar a fin de mes. Ella y su equipo demostraron “que estas diferencias de bienestar se reflejan realmente en las caras de las personas”.

“No pensé que los efectos fueran tan fuertes, especialmente teniendo en cuenta lo sutiles que son las diferencias” en las caras, dijo Rule a The Cut. “Esa es la parte más sorprendente del estudio para mí”.

“La gente no está realmente al tanto de qué señales están usando cuando hacen estos juicios”, dijo Bjornsdottir a la Universidad de Toronto. “Si les preguntas por qué, no lo saben. No están conscientes de cómo lo están haciendo”.

Los investigadores querían saber la razón, por lo que lo ampliaron a las características faciales. Descubrieron que los sujetos aún podían adivinar esta situación correctamente cuando solo miraban a los ojos, y la boca era una pista aún mejor. Pero ninguna parte aislada era un indicador tan confiable como toda la cara.

El efecto es “probablemente se debe a que los patrones emocionales se graban en sus caras con el tiempo”, dice Bjornsdottir. La contracción crónica de ciertos músculos faciales en realidad pueden llevar a cambios en la estructura de su rostro que otros pueden captar, incluso si no son conscientes de ello.

“Con el tiempo, su rostro lo va  reflejar permanentemente y revelar sus experiencias”, dijo Rule a la Universidad de Toronto. “Incluso cuando pensamos que no estamos expresando algo, las reliquias de esas emociones todavía están allí”.

Finalmente, para mostrar cómo este tipo de primeras impresiones podrían entrar en juego en el mundo real, pidieron a los estudiantes de licenciatura que decidieran quién sería más probable en las fotos conseguir un trabajo como contable. En la mayoría de los casos, fueron con personas de la clase alta, mostrando cómo este tipo de juicio instantáneo puede crear y reforzar los sesgos.

“Las percepciones basadas en la cara de personas de cierta clase social pueden tener importantes consecuencias posteriores”, concluyeron.

“La gente habla sobre el ciclo de la pobreza”, dijo Rule, “y esto es potencialmente un colaborador de eso”.

Most people can tell if you’re rich just by looking at your face

Anuncios