Cartas

He tenido unos años difíciles en la parte económica, pero yo lo decidí así y sabía que no iba a ser fácil si me divorciaba. Conocí a mi exmarido cuando estudiaba la maestría en Madrid.

Los europeos son muy directos y muy claros, en cambio al latino hay que estar adivinando. Que si quiere, que si no, que si le dijiste de más o que le diste de más. Madre mía, que los hombres latinos son peor que viejas. Bueno el caso es que me casé muy enamorada, un día de marzo a los 26 años.

Cuando me preguntan que pasó? Long-short-story… duramos 2 años de novios, él estaba intentando ingresar en la carrera diplomática en Italia y no lo logró. Estábamos muy enamorados, pero yo tenía claro que la vida en Europa no era lo mío. Antes de regresar de Europa conocí a mi suegra, una maaaammma siciliana educada en el matriarcado, así como de película. Nos conocimos en Bruselas. Me pregunto… Por que te llevas a mi hijo? México es como Somalia. Nosotros invertimos tanto en su educación y se va a un lugar como ese (claro que me enojé).

Él decide finalmente vivir en México. Yo le ayudo a conseguir un trabajo para una empresa de consultoría. Su trabajo consistía en viajar por todo Latino América. El día de nuestra boda, llego a la 1 am. Lo tuvieron que ir a despertar por que estaba dormido y teníamos que irnos a la sesión de fotos. Nos casamos y nos veíamos 2 días por mes, cada 6 meses nos veíamos 15 días y así pasaron años.

En ese ínter, mi suegra “italiana” le enviaba cartas a mi mamá “mexicana” en su mejor español. Le escribía cartas!! No mails… Cartas!! Si, de esas que usan sobre y estampillas, donde el cartero toca  el timbre para avisar que llego una… Carta!!

Pasaron unos 3 meses en los que mi mamá y mi suegra se escribieron cartas. Mi suegra le pedía que nos convencieran de regresar a Europa. Mis suegros le prometían que me darían dinero, nos comprarían un departamento y nada me haría falta. Mi mamá le explicaba que en nuestro país, a nuestra edad, ya éramos adultos y esas decisiones las teníamos que tomar nosotros. Cuando me enteré, me enojé muchísimo, hablé con mi exmarido y le pedí que detuviera esa situación.

Le comenté en la tarde a Rey (Millenial Boy) que estaba haciendo con Lucas cartas para sus compañeros del salón por que se acerca el 14 de febrero.

[19:52, 9/2/2018] REY: Que divertido lo de hacer cartas para el 14 de febrero con Lucas! A mí me ponía muy nervioso ese día y me encantaba recibir cartas. Adivinar  cuantas cartas iba a recibir ese día era un rush.

[20:43, 9/2/2018] CARMEN: Yo recibía muchas cartas en la preparatoria. No solo juntaba las cartas que me daban de mi generación, también de otras generaciones me daban cartas. Salía con muchas rosas y flores porque siempre estaba soltera (nada cambió creo). Espero se libere tu agenda para vernos en la semana! Descansa. Besos

[22:42, 9/2/2018] REY: Siempre la más guapa a donde vas :). Disfruta tu soltería. Te aviso como estoy de trabajo. Gracias guapa, yo te mando más besos 🙂

Ojalá hayas escrito algún día una carta de amor, creo que son las mejores. 😉 ¿Hace cuánto escribiste una carta de amor? que decía? quién iba dirigida? … ah! que lindo es el 14 de Febrero.

https://www.bloglovin.com/@remembercarmen

Anuncios